La garganta de Alardos

 

La Garganta de Alardos es un conjunto de piscinas naturales que se encuentran en el municipio de Madrigal de la Vera, en Cáceres. Podría decirse que la imagen del puente medieval sobre la Garganta de Alardos es una de las más representativas de la comarca.

Este precioso paraje natural se encuentra justo en la frontera entre Extremadura y Castilla y León y nos muestra unas de las piscinas naturales más profundas y caudalosas de las que encontraremos por toda la zona.

 

En ellas, el baño está totalmente permitido y es más que recomendable, ya que la Garganta de Alardos cuenta con varias pozas profundas en las que podrás darte un refrescante baño para refugiarte de los calurosos veranos de Extremadura

La Garganta de Alardos

La Garganta de Alardos está ubicada a tan solo dos kilómetros de la localidad de Madrigal de la Vera, yendo en dirección a Ávila. Se puede llegar a ella fácilmente cogiendo la carretera EX-203.

Justo antes de llegar, veremos un desvío que nos conducirá a los campings y restaurantes que se encuentran por esta zona, lo que serían buenas opciones para comer y alojarnos si estamos de vacaciones y podemos quedarnos unos días.

Esta pequeña carretera recibe el nombre de Calle Garganta de Alardos y nos conducirá hasta el parking en el que podremos dejar el coche y bajar a darnos un baño a las piscinas naturales.

La Garganta de Alardos | Fuente: Web oficial de Turismo en Extremadura

Una vez en la Garganta de Alardos, debemos saber que la zona más concurrida es, sin ninguna duda, la que se encuentra situada justo debajo del viejo puente que pertenece al siglo XVIII, el cual es también la imagen más turística y conocida de la zona.

Esta área de las piscinas cuenta también con el mayor grado de profundidad y el mayor espacio de agua. En uno de sus laterales, se ha creado una construcción de hormigón que ejerce como presa artificial. Esta en verano se cierra haciendo que el nivel del agua suba y la profundidad sea aún mayor. Además, sobre ella puedes sentarte con los pies en el agua mientras contemplas el maravilloso entorno natural que te rodea.

Además, toda esta zona cuenta con bastante sombra, por lo que podrás encontrar varios huecos para colocar tu toalla a pesar de que estemos hablando de la parte más concurrida de la Garganta del Alardos.

No obstante, durante los fines de semana puede llegar a masificarse bastante, por lo que lo más recomendable si quieres bañarte tranquilamente sin que haya mucha gente es que acudas entre diario durante los meses de verano.

Justo al lado de la piscina principal encontraremos un chiringuito en el que podremos comer o tomar algo tranquilamente mientras disfrutamos de nuestra excursión en familia.

El Puente de Alardos

El Puente de Alardos se encuentra perfectamente integrado en el entorno de la Garganta de Alardos, sumándole encanto y convirtiendo este lugar en un auténtico reclamo turístico.

Se trata de una construcción del siglo XVIII que se eleva sobre una roca situada sobre el río. Para levantarlo, se aprovechó la construcción de las ruinas de un antiguo puente romano que servía como paso para cruzar el río durante el trayecto hacia el Puerto del Pico.

La Garganta de Alardos | Fuente: Web oficial de Turismo en Extremadura

A día de hoy, aún es posible ver algunos de los restos de esta antigua calzada romana, sobre todo si nos acercamos al Puerto del Pico en la provincia de Ávila.

El puente cuenta con un gran arco de medio punto y su anchura es de tres metros. Las vistas desde arriba son realmente bonitas, ya que podrás contemplar todo el entorno natural.

Por todo ello, la Garganta de Alardos es una de las mejores áreas para hacer una excursión en familia durante el verano si te encuentras cerca de esta zona de Extremadura.

 

RUTAS POR LA VERA

 

 

 

 

RUTAS-POR-LA-VERA- (1) 

 

LA NATURALEZA EN LA COMARCA DE LA VERA

 

La Comarca de la Vera se encuentra situada
al nordeste de la provincia de Cáceres, entre la
falda sur de la Sierra de Gredos y el río Tiétar,
con una extensión aproximada de 880 Km2 y una
población con alrededor de 28.000 habitantes
distribuidos en los 19 municipios y una entidad
local menor.
Por lo que a la climatología se refiere, esta
zona se caracteriza por tener un microclima de
veranos suaves e inviernos templados y lluviosos.
El agudo desnivel desde los picos que superan
los 2.000 metros, hasta las riberas del Tiétar a
unos 240 metros, propician la existencia de una
amplia biodiversidad.
El agua es uno de los recursos más importante
de la comarca, ya que su río, el Tiétar, las 47
gargantas y los 1.423 arroyos, favorece que sea
la comarca con más cursos de agua y vegetación
de Extremadura. Las cristalinas gargantas veratas
se mantienen todo el año con abundante caudal,

en gran medida gracias a la nieve acumulada
en las cumbres durante el invierno.
Debido a este microclima La Vera cuenta con
una gran biodiversidad, tanto de Flora como de
Fauna, que forman sus diferentes ecosistemas.
La vegetación es muy abundante, destacando
en lo alto de las montañas, los acebos, tejos,
abedules y piornos, en las dehesas la encina y el
alcornoque, en los bosques el roble y el castaño,
en los de ribera los alisos, fresnos y almeces y en
las zonas de cultivo los frutales, el olivo, el tabaco
y el famoso pimentón.
Entre tanta vegetación, no podemos olvidar la
variedad micológica que encontramos en la comarca
tanto en primavera como en otoño, como
las amanitas, boletus, macrolepiotas, níscalos, rebozuelos,…
Respecto a la Fauna, existe una gran variedad
de especies animales que se pueden contemplar.
En las cumbres de nuestras sierras, se encuentra
la principal protagonista, la cabra montesa, siguiendo
por las laderas y los montes se observa
el zorro o el jabalí y llegando a las gargantas aparecen
el tejón, la jineta, la comadreja.

En aguas
de la Vera, habitan el barbo, la trucha, el cachuelo,
el cangrejo, la nutria o el desmán, entre otros.
Por último, hay que mencionar la avifauna,
con grandes rapaces como el águila real, calzada
o culebrera, el buitre leonado, el milano, el búho,
el cárabo, la cigüeña o el cernícalo primilla, mientras
oropéndolas, pinzones, abubillas, colirrojos,
herrerillos y carboneros, entre otros, dan vida a
los frondosos árboles.
La Vera cuenta con una serie de espacios naturales
protegidos:
• Dentro de la Red de Áreas Protegidas de Extremadura,
destaca:
El Corredor Ecológico y de Biodiversidad de
los “Pinares del Tiétar”
• Y dentro de la Red Ecológica Europea Natura
2000, los siguientes:
Las ZEPAS (Zona de Especial Protección para
las Aves) de la “Colonia de Cernícalo Primilla de
Jaraíz de la Vera” y “Rio y Pinares del Tiétar”
Los LIC (Lugar de Importancia Comunitaria)
del “Monasterio de Yuste”, “Río Tiétar” y “Sierra
de Gredos y Valle del Jerte”.